Sigue delincuencia contra locales cerrados: ahora fue un gimnasio

La delincuencia sigue a la alza en la ciudad, específicamente contra negocios que han permanecido cerrados durante la contingencia sanitaria por el COVID-19. Ahora le tocó el turno a un gimnasio del sur de la ciudad, llamado “Strong Gym”, a donde los ladrones ingresaron por el techo del local.

Según relató el dueño del gimnasio, Ricardo Villalobos, al querer entrar por el techo, los ladrones se caen y alcanzan a jalar con ellos el tinaco, que quedó destrozado al interior del gimnasio. Afortunadamente, indicó, no se lograron llevar nada del equipo del lugar, pero los daños materiales ocasionados representan un lastre para la economía del negocio, que lleva cerrado 4 meses.

Para colmo, cuando se encontraban arreglando el techo del lugar para evitar un robo o que se infiltrara el agua en alguna lluvia, inspectores de gobernación llegaron con una orden de clausura, pese a que el lugar no estaba operando, y sólo estaban reparando el local.

“Así como los bares que están cerrados y van y los roban, lo mismo está pasando con los gimnasios, están ya tratando de clausurar por nada, por un llamado muy equis, hasta por tener a dos personas tratado de sobrevivir, de donde pagamos renta, equipo que tenemos (y aún estamos pagando), tratando de subsistir y comer porque de eso vivimos muchos y ya tenemos cuatro meses sin ningún apoyo que está dando el gobierno sin ningún tipo de ayuda hacia nosotros“, escribió en sus redes sociales Ricardo Villalobos, propietario de Strong Gym ubicado en la avenida Nueva España número 3275.

En Chihuahua los gimnasios permanecen cerrados durante el semáforo epidemiológico de color naranja.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*