Responde CONAPRED a discurso de odio de Regidora Catalina Bustillos

Por David Adrián García / @DavidAdrianGM

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) respondió a una de las denuncias realizadas por ciudadanos agravados por el discurso de odio emitido por la Regidora Catalina Bustillos. En su respuesta señala que exhortó a la Comisión Estatal de Derechos Humanos a pronunciarse al respecto ya que es la autoridad facultada por tratarse de una servidora pública del ámbito local.

La denuncia fue interpuesta después de que Catalina Bustillos expresara en su cuenta de Facebook que “la homofobia no existe” y que la homosexualidad es un problema de “pérdida de identidad” que sucede por “eventos traumáticos de la infancia”.

En su respuesta, el CONAPRED señala que si bien los artículos 6to y 7mo protegen la libertad de expresión, “el ejercicio de estos derechos no es absoluto y tiene como limites, entre otros, el respeto de los derechos de otras personas incluyendo el derecho humano a la igualdad y no discriminación”, y los dichos de la regidora atentan contra los derechos de la población LGBT+.

Además, señalaron que los dichos de Catalina Bustillos se basan en convicciones personales y no tienen sustento alguno, y sólo acentúan prejuicios y estereotipos. La peligrosidad de estos actos reside en que “conllevan a la posterior materialización de actos, omisiones o prácticas sociales discriminatorias”.

Por otra parte, al tratarse de una servidora pública, las violaciones a los derechos humanos que cometió con su video no pueden tratarse igual que si fuera una ciudadana sin un cargo público. Esto debido a que “quienes ocupan un cargo público tienen la obligación de no aumentar por prácticas y expresiones, la vulnerabilidad de los grupos o personas que se encuentran en situación de discriminación”.

Por esto, invitaron a la regidora a que revise las herramientas que ofrecen en su página de internet respecto al derecho a la igualdad y a la no discriminación que tienen todas las personas.

Reproducimos a continuación la respuesta íntegra del CONAPRED:

En seguimiento a su escrito presentado ante este Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) el 25 de mayo del presente año por presuntos actos cometidos por Catalina Bustillos Cárdenas, Regidora Municipal de Chihuahua, me permito informarle de lo realizado por este Consejo para atender su petición.

A través del oficio ORIENTA-674-2020 de 26 de mayo de 2020, se hizo del conocimiento de Catalina Bustillos Cárdenas, Regidora Municipal de Chihuahua, lo siguiente:

1. Le informo que se han recibido en este Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred o Consejo), sendos planteamientos en los que distintas personas peticionarias se inconforman por las declaraciones que Usted en el marco del día del psicólogo realizó a través de la red social de Facebook en las que al felicitar a las personas que se dedican a dicha profesión dijo que “los términos LGBT, homofobia, gay, lesbiana y transexual no existen, que solo se trata de personas que pierden el sentido de pertenencia o identidad por un evento traumático”, lo cual consideran “constituye discurso de odio en agravio de las personas de la diversidad sexual.

2. Para verificar lo anterior, personal adscrito a esta Dirección revisó la liga electrónica proporcionada por las personas peticionarias, correspondiente a la red social de Facebook, donde se pudo constar la existencia de un video de 13:59 minutos de duración[1].

En dicho video presuntamente aparece usted expresando lo siguiente:

“… Se habla mucho sobre el día internacional de la homofobia, LGBT y quien sabe que tanto, no existen esos términos.

Chicos y chicas existe la perdida de la identidad, si existe ¿por qué puede perder la identidad alguna persona? porque vive eventos traumáticos cuando son pequeños o en cualquier etapa de tu vida, tú puedes vivir algún evento traumático, puedes ver un asesinato, sufrir una violación, un acoso sexual ,violencia etc., lo que tu cerebrito no lo puede controlar, diferir etc., va a desarrollar mecanismos de defenses que quiere decir es decir del mayor mal el menor va a extraviarse va a caer en shock, va a decir no está pasando miles de cosas suceden con nuestras conexiones neuronales.

Entonces, si existe la perdida de la identidad de los sexes humanos por eventos traumáticos, por falta de algún neurotransmisor, si existe eso y aquí viene lo bueno cuando pierdes la identidad buscas sentido de pertenencia es decir si tú ya estas lastimado por algún evento traumático y no sabes quién eres no tienes fuerzas pare seguir etc., miles de cases y situaciones pensamientos que te pasan, que mueven todo tu ser por dentro entonces buscas sentirte protegido, protegida, buscas con quien sentirte a gusto, con quien sentirte fuera de peligro, buscas la primer persona o el primer y que pasa el primer grupo que te haga sentir bien pues ahí te vas a quedar…

Me llama mucho la atención estas personas que hablan del día internacional de la homofobia e internacional de quien sabe qué, es que son tantas cosas que dicen y hablan de lesbianas de quién es de trans etc., es la pérdida de identidad, es pérdida de identidad en búsqueda de sentido de pertenencia no hay más y háganle como quieran…

Estos grupos hablan mucho de la exclusión, de que no los quieren, de que los discriminan, ellos son los que discriminan, ellos son los que se ponen etiquetas y “yo soy gay, soy lesbiana, yo soy trans” a ver chicos yo soy persona y los derechos humanos los derechos de las personas están regulados en la Constitución política y en las leyes internacionales… no hay que estar inventando ni sacando leyes de “amor a este, de amor al otro o programa pare este ,programa pare aquel ” todos somos personas y lo voy a volver a decir con todas sus letras, si usted se siente perro, gato, caballo, hombre en mujer o mujer en hombre, eso me da derecho a mí a meterme con sus pensamientos, con sus gustos con sus deseos, como persona tengo que ser respetuosa de cada ser individual sin embargo como psicóloga si así me lo pidieran yo tengo el deber y la obligación de acompañar y apoyar a coda una de las personas que no tienen identidad propia y que este en la búsqueda de sentido de pertenencia.

…en eso mis queridos amigos ahí si seré bien puntual qué insistente a exigirles a estas personas que esten exigiendo que se respete la sexualidad diversa de los niños de blablablá no se han puesto trabajar, en eso falta mucho empleo falta mucho por cubrir…”

Al respecto, me permito expresarle las siguientes consideraciones:

1. Los artículos 17 fracción II, y 20 fracción XXIX, de la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminaci6n (LFPED), le informo que este Consejo tiene como objeto llevar a cabo las acciones conducentes para prevenir y eliminar la discriminación, y tiene entre sus atribuciones promover el derecho a la igualdad, así como promover la prevención y erradicación del discurso de odio.

2. Es importante tener presente, que el párrafo tercero del artículo 1° de la Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos establece que todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos. Por su parte, el párrafo quinto del aludido numeral expresamente prohíbe toda discriminación motivada por las preferencias sexuales que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.

3. Este imperativo constitucional es retomado por el artículo 1°, fracción III de la LFPED, y su artículo 9°, fracción XV y XXVI, consideran particularmente como una práctica discriminatoria la de “promover el odio y la violencia a través de mensajes e imágenes en los medios de comunicación” e “inciten al odio, violencia, rechazo, burla, injuria, persecución o la exclusión”.

4. Por su parte, la Convención Interamericana contra toda forma de Discriminación e Intolerancia define en su artículo 1.1 a la discriminación como “cualquier distinción, exclusión, restricción o preferencia, en cualquier ámbito público o privado, que tenga el objetivo o el efecto de anular o limitar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de uno o más derechos humanos o libertades fundamentales consagrados en los instrumentos internacionales aplicables a los Estados partes”, basada -entre otros motivos- por “la orientación sexual, identidad y expresión de género.”

Asimismo, dicha Convención define en su artículo 1.5 a la intolerancia como “el acto o conjunto de actos o manifestaciones que expresan el irrespeto, rechazo o desprecio de la dignidad, características, convicciones u opiniones de los seres humanos por ser diferentes o contrarias. Puede manifestarse como marginación y exclusión de la participación en cualquier ámbito de la vida pública o privada de grupos en condiciones de vulnerabilidad o como violencia contra ellos.”
5. Lo antes señalado, agrava la discriminación en contra de personas motivada por diversas categorías inherentes a su persona, entre otras, su orientación sexual, identidad y expresi6n de genera
De acuerdo con la Encuesta sabre Discriminación por motivos de Orientación Sexual e Identidad de Género 2018 (ENDOSIG), 80% de las personas encuestadas que reconocieron su orientación sexual e identidad de género no heteronormativa antes o durante la adolescencia fueron testigos de burlas en contra de las personas por identificarse con una orientación e identidad diferente al de la mayoría, 60% experimentaron comentarios ofensivos en contra de sí mismos en su familia o vecindario y 20% en la escuela. Y peor aún, el 18% reporto haber sido víctima de agresiones físicas y el 8% de abuso o violencia sexual.

Como resultado de ello y otros factores estructurales de discriminación, el 90% de los encuestados tuvo que esconder su orientación sexual e identidad de género durante la adolescencia.

6. Desde el año de 1973, la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) marcó un parteaguas histórico al decidir guitar de su “Manual de Diagnostico de los Trastornos Mentales” a la homosexualidad como una enfermedad mental, y siguiendo este precedente, el 17 de mayo de 1990, tras diversos mecanismos de lucha y trabajo en contra de la discriminación y protección de los derechos sexuales de las personas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) excluyó la homosexualidad de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y otros Problemas de Salud reconociendo a esta como una orientación o preferencia sexual de las personas, dejando de ser tratada como una patología, logrando con ello un gran avance en el reconocimiento de la diversidad sexual coma algo normal en la condición humana.

Con base en lo anterior, es preciso decir que proporcionar información contraria a los estándares de derechos humanos expuestos, basada solo en convicciones personales sin sustento alguno, acentúan prejuicios y estereotipos que con llevan a la posterior materialización de actos, omisiones o practicas sociales discriminatorias.
7. Por otra parte, debe tenerse en cuenta que nuestra Constitución Política en sus artículos 6° y 7° reconoce el derecho a la libre manifestación de las ideas y libertad de expresión; sin embargo, el ejercicio de estos derechos no es absoluto y tiene como limites, entre otros, el respeto de los derechos de otras personas incluyendo el derecho humano a la igualdad y no discriminación.
8. En virtud de ello, es importante destacar que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha establecido que los límites de la libertad de expresión son diferentes entre las y los funcionarios públicos, incluyendo a aquellas personas quienes ostentan una representación popular, con el resto de las personas que integran a la sociedad, quienes pueden expresarse conforme a sus ideas morales y personales, incluso aunque sean chocantes, inquieten o resulten ingratas o perturbadoras al Estado o a cualquier sector de la población.
9. En ese sentido, el Consejo ha reiterado lo señalado por la CIDH, relativo a que las violaciones de derecho a la no discriminación para el ejercicio de la libertad de expresión no pueden ser tratadas de la misma manera cuando se trata de personas servidoras públicas que de particulares. Para los funcionarios las limitaciones al derecho a la libertad de expresión deben ser mayores, ya que quienes ocupan un cargo público tienen la obligación de no aumentar por prácticas y expresiones, la vulnerabilidad de los grupos o personas que se encuentran en situación de discriminación.

10. Por su parte, el Relator Especial para la libertad de expresi6n de Naciones Unidas, ha advertido que cuando los altos funcionarios incurren en este tipo de discursos, “menoscaban no solo el derecho de no discriminación de los grupos afectados, sino también la confianza que tales grupos depositan en las instituciones del Estado y, con ello, la calidad y el nivel de su participación en la democracia”.

11. Ahora bien, según lo definido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a través de la tesis la. CXVII/2019 (10a), el discurso de odio implica apología del odio, incitación a la discriminación o a ejercer violencia, es contrario a los valores fundamentales en que se asientan los derechos humanos y la democracia constitucional, asimismo la respuesta del sistema jurídico ante estos discursos debe ser gradual en función de una pluralidad de circunstancias que deben ser ponderadas:

a) El contexto en el que es expresado;
b) Las condiciones sociales, históricas y políticas de lugar en el que se expresa;
c) La existencia o no de conflictos sociales pasado o presentes;
d) Ante que auditorio se expresa;
e) Si quien lo expresa es una figura de influencia publica, el grado y medio de difusión del mensaje;
f) Si se expresa en un foro de deliberación pública o en el ámbito privado;
g) Si su expresión genera un riesgo inminente de violencia o de ruptura del orden público, o
h) Si ya ha generado actos de violencia física o disturbios.
La respuesta del sistema jurídico puede ir desde la no protección de estos discursos desalentándolos a través de la educación o su no protección frente a la reacción crítica no violenta mediante más libertad de expresión, pasando por su tolerancia en ciertas circunstancias en que su represión represente más costos que beneficios, hasta la atribución de responsabilidades civiles o, excepcionalmente, su sanción en casos especialmente graves en función de las circunstancias antes mencionadas.
Con base en las consideraciones señaladas y con fundamento en el artículo 20, fracción XXIX de la LFPED, tomando en cuenta la posición relevante que ocupa debido al cargo que ostenta como funcionaria en el municipio de Chihuahua y con la finalidad de promover el derecho a la igualdad y contribuir a una cultura de la inclusión, siguiendo los estándares establecidos por la SCJN, la CIDH y la OMS, se le insta evitar expresiones que puedan ser consideradas discriminatorias y se pondere el respeto de las personas bajo una perspectiva de derechos humanos y no discriminación, en particular hacia las personas de la comunidad LGBTI.

Asimismo, se le invita respetuosamente a que consulte las herramientas que este Organismo oferta en su página web: www.conapred.org.mx, donde encontrará estudios o publicaciones disponibles en versión electrónica respecto al derecho a la igualdad y no discriminación. Asimismo, para que accede a la plataforma Conéctate pare consultar el catálogo de los cursos que este Consejo pone a su disposición de forma gratuita, alusivos al derecho a la igualdad y no discriminación, así como el procedimiento para su inscripción.

No se omite mencionar que este Organismo está en la mejor disposición para colaborar en el ámbito de sus atribuciones a contribuir para una cultura de igualdad, inclusión, no discriminación y respeto de los derechos humanos de todas as personas, en el que prevalezca el tema de la perspectiva de los derechos humanos y las libertades establecidas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en los Estándares Internacionales, así como en lo señalado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.”

Lo anterior, acorde a la atribución del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación para promover el derecho a la igualdad y contribuir a una cultura de la inclusión, de conformidad con lo establecido en la fracción XXIX de la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación.

Asimismo, de conformidad con los artículos 43, 45 y 51 de la referida Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación, mediante oficio fechado el 27 de mayo de 2020 se solicitó la colaboración de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos Chihuahua (ubicada en Avenida Francisco Zarco número 2427, Colonia Jardines del Santuario, Zarco, C.P. 31020, Chihuahua, teléfonos: 800 201 1758, 614 201 29 90) para que en el ámbito de sus atribuciones determine lo que conforme a derecho corresponda, ello por ser la autoridad facultada para pronunciarse respecto del fondo del asunto.

C. Michelle Alejandra López Albarrán,
Prestadora de Servicios Profesionales.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*