Prohíben en CDMX Terapias de Conversión

Por David Adrián García / @DavidAdrianGM

Esta mañana en sesión extraordinaria del Congreso de la Ciudad de México se aprobó el dictamen que prohíbe las Terapias de Conversión o Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual o la Identidad de Género de las personas de la comunidad LGBT+. El dictamen fue propuesto por el diputado Temístocles Villanueva, de Morena, y en él se sanciona de 2 a 5 años de prisión a quien obligue a otra persona a someterse a este tipo de “tratamientos”. Si además se obliga a un menor de edad, la pena aumentará un 50% y se perseguirá de oficio.

La adición al artículo 192 del código Penal de la Ciudad de México ahora determina que las Terapias de Conversión son las prácticas consistentes en sesiones psicológicas, psiquiátricas así como otros métodos y tratamientos que tengan el objetivo de anular, menoscabar o cambiar la orientación sexual de una persona (por ejemplo, que de ser homosexual se “convierta” a heterosexual), o la identidad de género (que una persona deje de ser trans).

La sanción será aplicada a aquellas personas que obliguen a una persona de la comunidad LGBT+ a tomar esta clase de “terapias”, en las que se suele usar la violencia moral, psicológica y física para que la persona reprima sus deseos sexuales o su identidad y se adapte a lo que la sociedad le exige.

El dictamen fue aprobado en lo general con 49 votos a favor, 9 en contra y 5 abstenciones. El diputado Fernando Aboitiz, del Partido Encuentro Social, promovió una reserva para añadir al artículo una excepción en la que no podrían ser consideradas violencia psicológica las ideas fundamentadas en creencias religiosas, lo que permitiría que las terapias continuaran amparadas en la libertad de culto. Sin embargo, esta reserva fue rechazada tajantemente con una amplia mayoría de 57 votos en contra y sólo 10 a favor, con 10 abstenciones.

El nuevo artículo también señala que en caso de que se realicen este tipo de terapias en contra de personas menores de edad, o personas que no puedan negarse o no puedan comprender el significado del hecho, la pena aumentará la mitad y además se perseguirá de oficio por parte de las autoridades judiciales.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*