¿Podría el retrato de María Félix hecho por Diego Rivera quedarse en Chihuahua una vez capturado César Duarte?

Chihuahua-.

A raíz de la detención del exgobernador César Horacio Duarte Jáquez se revivió el tema del desparecido cuadro pintado por Diego Rivera de la actriz mexicana de la Época del Cine de Oro: María Félix “La Doña”, el cual pertenecía al cantante Juan Gabriel. El paradero de la obra de arte es aún desconocido, no obstante, en redes sociales los chihuahuenses han pedido que el cuadro se quede en el estado.

El clamor de justicia del pueblo chihuahuense en contra del gobernador acusado de cometer múltiples desvíos millonarios pide no solo que se regrese lo que fue saqueado presuntamente por Duarte Jáquez, sino que también se restituya los bienes adquiridos malhabidamente por el entonces Ejecutivo Estatal a sus legítimos dueños, como lo son los casos de ranchos y grandes estancias ganaderas que César Duarte consiguió a la fuerza.

Uno de los bienes que se presume estaría en poder de César Duarte es el cuadro de la actriz María de los Ángeles Félix Güereña, mejor conocida como María Félix, María Bonita, “La Doña”. Apenas se supo de la captura del exgobernador, trascendió que los herederos del cantautor Juan Gabriel
interpondrá una denuncia por robo, ya que éste “no devolvió la obra”.

El abogado del hijo de Juan Gabriel, Iván Gabriel Aguilera Salas, interpondrá una denuncia ante la Fiscalía General de la República para que César Duarte devuelva el retrato de María Félix pintado en 1949 por Diego Rivera.

Respecto a porqué César Duarte tenía en su poder el cuadro de María Félix,
Guillermo Pous, albacea de la sucesión y abogado del heredero universal aseguró en entrevista que “ese cuadro don Alberto no se lo regaló a César Duarte, se lo dio en resguardo para que lo cuidara, porque su casa de San Miguel de Allende estaba deshabitada y no podía tener una pieza de tal valor en su residencia sin que nadie pudiera cuidarla adecuadamente (SIC)”.

De tal forma que, en caso de que el ahora aprendido exgobernador no pueda acreditar la legitima propiedad de la obra de arte, éste deberá regresar la obra al hijo mayor de Juan Gabriel. Pero, si Duarte pudiera acreditar que adquirió la obra, o que ésta le fuese vendida por el propio Alberto Aguilera “Juan Gabriel”, existiría la posibilidad de que se pidiese que la obra quedara destinada a ser bien público del Estado de Chihuahua dado el carácter culturalmente valioso del cuadro y la improbabilidad demostrar que se adquiriría con recursos legítimos y no del parte del peculado del cual es acusado.

Se estima que en un valor comercial, el precio sea de entre entre 168 millones de pesos y 200, ya que en el Mercado del Arte los cuadro de Diego Rivera suelen venderse entre 7 y 10 millones de dólares.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*