“Municipio se vio obligado a pedir disculpas por Catalina Bustillos, no le quedaba de otra”: Cheros A.C.

Por David Adrián García / @DavidAdrianGM

Después de una recomendación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) el Gobierno Municipal de Chihuahua, encabezado por la Panista conservadora María Eugenia Campos, se vio obligado a pedir disculpas a la comunidad LGBT+ por el discurso que una regidora de otro partido: Catalina Bustillos. Esta disculpa llegó 21 días después de lo que la CEDH estableció como fecha límite, y según Luis Mendoza, presidente de Cheros A.C., Maru Campos y su equipo “se vieron acorralados, no les quedó otra opción”.

Pero ¿Qué fue lo que hizo Catalina Bustillos en primer lugar?

La regidora Bustillos realizó el 20 de mayo de 2020 una transmisión en vivo desde su perfil personal de Facebook, mismo que está disponible a cualquiera que entre a su perfil, pues se subió de forma pública. En dicho video la regidora se refiere al día Internacional en contra de la Homofobia, conmemorado unos días antes, y aseguró que “no existen esos términos” (la homofobia y la transfobia). Después afirmó que la homosexualidad, bisexualidad y transexualidad son “pérdida de identidad”, y que un psicólogo puede ayudar a “recuperar la identidad real” de las personas no cisgénero (conformes con el género asignado al nacer) y heterosexuales.

Estas declaraciones levantaron múltiples críticas de distintos sectores de la sociedad, especialmente de los grupos que defienden los derechos humanos de la población LGBT+ de la ciudad de Chihuahua, donde Catalina es regidora. Entre ellos, el Centro Humanístico de Estudios Relacionados con la Orientación Sexual (Cheros A.C.), desde donde se realizó una de las 14 quejas formales ante la CEDH, que derivaron tras varios meses en una recomendación dirigida a la propia regidora, al Gobierno Municipal y al Congreso del Estado, el 15 de septiembre pasado.

“El Gobierno Municipal le estuvo dando vueltas al tema por cuestiones partidistas y moralistas. Estaban esperando que se les acorralara y no les quedara otra opción. (La disculpa) no es un gesto de buena voluntad, sino una reacción a que vieron la tormenta encima de ellas y lo tuvieron que hacer” aseguró Luis Mendoza.

Y es que esta recomendación tenía un plazo de 30 días como límite para emitir la disculpa por parte del Gobierno Municipal, mismos que se cumplían el pasado 14 de Octubre.

Disculpa completa del Municipio de Chihuahua

No es suficiente una disculpa

La disculpa pública no es el único de los requerimientos que se hicieron a esta autoridad: se pidió también una capacitación en materia de derechos humanos con perspectiva de género para la totalidad de los funcionarios del ayuntamiento, misma que hasta el momento no se ha cumplido.

Y, pese a que esta recomendación no es obligatoria y vinculante, según Luis Mendoza el hecho de que se haya emitido les expone políticamente: “Es el comienzo para que nos demos cuenta de que algo está cambiando, algo les mermó, fue una obligación para el municipio y no es fácil pedir disculpas a la población LGBT+ cuando eres un gobierno tan conservador”.

Por otra parte, la recomendación también iba dirigida al Congreso del Estado, específicamente a su presidenta Blanca Gámez, para iniciar un proceso administrativo contra la Regidora Bustillos, con base en los dichos expresados por ella y en todo caso se impusieran las sanciones correspondientes. La diputada en su momento contestó que la ley que facultaba al Congreso para iniciar dicho procedimiento había sido derogada y por lo tanto no podían realizar lo que la Comisión les pedía.

Pero tras la negativa expresa de la Regidora Catalina Bustillos a disculparse y aceptar las recomendaciones que se le hicieron, Luis Mendoza asegura que el Congreso del Estado ahora sí debe actuar: “Le corresponde al Congreso obligar a Bustillos a hacerle ver que está mal, después de negarse a aceptar la recomendación de la CEDH”. Cheros A.C. ya se encuentra trabajando en el proceso legal que debe iniciarse para solicitar al congreso inicie un proceso contra la regidora.

Luis Mendoza, presidente de Cheros A.C., mientras da seguimiento a la queja interpuesta ante la CEDH / Foto: Facebook de Cheros A.C.

Bustillos se dice “perseguida”

Mientras tanto, Catalina Bustillos utilizó la recomendación como campaña de publicidad: llamó a varios medios y otros tantos que la buscaron, para declarar en cada uno que la CEDH trataba de silenciarla, y mencionar que era víctima de persecución política y violencia política de género, por parte del organismo encargado de velar por los Derechos Humanos de los Chihuahuenses. “Tal parece que al volverse una funcionaria ya no se tiene libertad de expresión” señaló la regidora en uno de sus videos de Facebook.

Al respecto, Luis Mendoza asegura que es sólo una más de las estrategias de políticos fanáticos religiosos: “aventar la bola de fuego, y cuando se les regresa decir que se les está quemando, no olvidemos que la violencia la inició ella, la vulneración a los derechos la inició ella, y si hay repercusiones a nuestros actos tenemos que acatarlas. Catalina no sólo recibió la desaprobación de la comunidad LGBT+, sino de buena parte de la ciudadanía, y eso se pudo ver con el hashtag #RenunciaCatalina, que fue adoptado por múltiples sectores y comentado en cualquier acto donde se presentaba”.

Las muestras de rechazo en contra de Catalina Bustillos se presentaron desde varios frentes, siendo uno de los más relevantes sus compañeros regidores de Morena, quienes se deslindaron de los dichos homofóbicos de la funcionaria, y también del ex candidato a la alcaldía Fernando Tiscareño, quien en una de sus publicaciones de Facebook donde se le reclamó por ayudar a llegar a Catalina al puesto aseguró que no compartía su pensamiento y fue uno de las pocas publicaciones donde la regidora enfrentó los comentarios negativos en su contra.

“Su cargo ni siquiera es tan importante, pues no se trata de un cargo de elección popular, por el contrario se trató de una imposición de un partido, y la regidora no tiene ninguna razón para señalar las muestras de rechazo como una ‘persecución política’ porque simplemente no lo es” concluyó Mendoza.

*****

El acercamiento que Bustillos tuvo en su momento con la bancada de Morena se revirtió en su momento en muestras de rechazo también para dicho partido, y a unos meses de que se definan las listas de candidatos para las elecciones de 2021, quizá este caso sea una buena advertencia para que los partidos revisen a quiénes incluyen en sus listas. El discurso de odio, como fueron calificadas las expresiones de Bustillos por parte de activistas locales, quizá ya no sea tan redituable políticamente.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*