Inglaterra reabrirá en julio bares, restaurantes, hoteles, cines y museos

Londres. 

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció el martes el paso de Inglaterra a una nueva fase del desconfinamiento con la reapertura de bares, restaurantes, hoteles, peluquerías, cines o museos y la autorización de las bodas con la llegada del verano.

“Hoy podemos decir que nuestra larga hibernación nacional está tocando a su fin”, afirmó el líder conservador al anunciar ante la Cámara de los Comunes que sectores como el turismo, la restauración, la cultura o las ceremonias religiosas podrán reabrir a partir del 4 de julio.

Ante las quejas de pubs, restaurantes y hoteles contra la necesidad de mantener dos metros entre las personas para evitar la propagación del coronavirus, lo que denunciaban como un obstáculo a su reactivación, el gobierno decidió recortar dicha distancia mínima a “un metro cuando no sea posible” mantener más, afirmó.

El Reino Unido lleva más de tres semanas levantando progresivamente el confinamiento impuesto el 23 de marzo pero esta es la mayor relajación anunciada hasta el momento y será bienvenida tanto por la hostelería y la cultura como por unos británicos que estas vacaciones prevén en grandes números evitar las frecuentadas playas extranjeras y veranear en el país.

Pero Johnson advirtió: “cuanto más nos abrimos, más vigilantes tenemos que ser”.

“El virus no ha desaparecido y habrá nuevos brotes”, afirmó, asegurando que si la situación se descontrola se pueden volver a aplicar “restricciones incluso a nivel nacional”.

Las cifras diarias de infección y mortalidad por el coronavirus en el Reino Unido, el país más castigado de Europa con 42 mil 647 muertos, siguen disminuyendo.

El lunes se registraron 15 fallecimientos, el nivel más bajo desde el 15 de marzo, aunque los datos a principios de semana suelen ser artificialmente bajos debido retrasos en los registros de sábado y domingo.

Distanciamiento físico

El gobierno impondrá a las salas de cine o exposiciones que introduzcan medidas de distanciamiento físico como circulación en un único sentido, colas espaciadas, aumento de la ventilación y reserva de entradas por adelantado.

A restaurantes u hoteles se les pedirá que “recopilen la información de contacto de los clientes como se hace ya en otros países” para poder localizarlos en caso de detección de un brote de Covid-19, explicó Johnson a los diputados.

También habrá medidas de seguridad sanitaria en los salones de peluquería y las bodas no podrán reunir a más de 30 personas, subrayó.

Para poder reencontrarse con familiares y amigos, a partir del 4 de julio los integrantes de dos hogares diferentes estarán autorizados a reunirse al aire libre o en el interior, y esto no será exclusivo, es decir que podrán juntarse con otros grupos otros días.

El ejecutivo está también en contacto con el sector de los espectáculos en vivo para encontrar el modo de que pueden reabrir “lo antes posible”, agregó el primer ministro.

El Reino Unido aumentó muy considerablemente en los últimos meses su capacidad de realizar test de Covid-19, alcanzando 200 mil diarios, que ahora afirma efectuar regularmente en todas las residencias de ancianos y ha extendido al conjunto de la población.

El lunes, menos de mil personas (958) habían dado positivo en 24 horas y el ministro de Sanidad, Matt Hancock, dijo que sólo uno de cada mil 700 habitantes tiene ahora el virus, frente a uno de cada 400 hace un mes.

Sin embargo, el balance es grave: según datos oficiales de la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS), que a diferencia del gobierno incluye todas las muertes atribuidas al Covid-19 aunque no se haya realizado el test, el número de fallecidos era casi de 53 mil hasta el 12 de junio.

Las medidas de desconfinamiento anunciadas por Johnson se aplican únicamente a Inglaterra, porque los gobiernos autónomos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte, siguen su propio calendario.

Fuente: Político.mx

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*