Fotografías íntimas de sobrevivientes de países y regiones donde el amor es ilegal

FOTOGRAFÍA DE ROBIN HAMMOND, PANOS FOR WITNESS CHANGE

El fotógrafo Robin Hammond lleva enfocada su carrera a documentar la problemática relacionada con los derechos humanos. Su proyecto, “Donde el amor es ilegal”, desarrolla un enfoque a profundidad sobre el abuso y la intolerancia que sufren las personas LGBTQI (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, “queer” e intersexuales) en siete países. Se le preguntó sobre las fotografías y los relatos que elaboró en conjunto con varias personas que recibieron discriminación y persecución.

FOTOGRAFÍA DE ROBIN HAMMOND, PANOS FOR WITNESS CHANGE
Miiro, 25 años (a la izquierda), e Imran, 21 años (no es su nombre real), son una pareja gay que viven juntos en Uganda. La pareja fue echada de su hogar, golpeada y encarcelada, además de quemarle todas sus posesiones, por ser gay.

En entrevista con Robin Hammond, se le preguntó acerca de su trabajo para conocer mas a fondo que lo llevo a la realización del mismo, en la cual hablo del porque fue importante para él contar historias sobre las personas LGBTIQI y así mismo sobre la motivación personal que tuvo para llevar a cabo este proyecto.

Pasé la mayor parte de la última década en África. La homosexualidad, como siempre supe, era desaprobada pero pasó de ser un tema muy poco conversado, desde mi perspectiva, a un problema muy candente y hostil. No fueron solo un grupo de extremistas. Los africanos que consideraba como buenos amigos no tenían ningún reparo en contarme lo “malo” que eran los gays y cómo los golpeaban si alguna vez se encontraban con alguno” comentó Hammond.

Viajé mucho y a menudo me encontré con perspectivas que no resistía, y tuve que hacer el mayor esfuerzo que pude para ponerme en el lugar de los demás. Pero encontré que estas afirmaciones de gente inteligente que me caía bien eran muy difíciles de digerir. Mis proyectos a menudo surgen al experimentar o ser testigo de una injusticia, algo que a veces me enfurece. Se hizo vital para mí contar estas historias, las que todavía no había contado”continuó Robin.

Habló de la manera que conoció a las personas fotografiadas y que tan difícil fue adentrarse en sus vidas para conocer sus historias a fondo. Trabajó en siete países con personas de nacionalidades diferentes, a menudo se apoyó con organizaciones no gubernamentales locales LGBTIQI, encontró difícil acceder a personas que estuvieran dispuestas a contar su vida y sus historias referente a discriminación recibida.

Le era difícil contar la desgracia que varias de estas personas vivieron mas sin embargo ellas mismas lo realizaron. Como es el caso de Milli que habló sobre la “violación correctiva” a la que fue sometida:

No quiero escribir, porque no quiero recordarlo porque me enoja mucho. Pero lo más importante es que quiero salir adelante”. Escribió Milli


FOTOGRAFÍA DE ROBIN HAMMOND, PANOS FOR WITNESS CHANGE

A Robin le afecto mucho conocer esas historias siempre las recordara a todas ellas. En las sesiones fotográficas cada persona iniciaba contando su historia y el como sobrevivió, se les pedía que escribieran algo de si mismos, con la finalidad de que cada relato le diera vida propia a la fotografía.

Tal es el caso de Jessie una chica transgenero de un campo de refugiados palestinos en Líbano, fue expulsada del colegio, atacada por su familia, su historia es conmovedora, quería que la fotografía reflejara su historia, mas sin embargo ella decidió plasmar otra imagen de una mujer joven y sexy.


FOTOGRAFÍA DE ROBIN HAMMOND, PANOS FOR WITNESS CHANGE

Robin tomó a este proyecto como un desafió, ya que la mayor parte de su trabajo esta enfocado a situaciones relacionadas con derechos humanos, lo que significa, tocar temas que a veces personas con poder no quieren que se den a conocer. Lo sorprendió como estas personas, a pesar de haber sido victimas de algún tipo de violación a sus derechos, conservaban su educación y como querían se vistos mediante las fotografías.

Espera que en los espectadores al ver las imágenes “Donde el amor es ilegal” resulte significativo y espera que esto haga la diferencia. Su objetivo principal es producir un relato visual sobre abuso de derechos humanos que ocasionalmente son abordados, y que las personas participantes en el proyecto sean visualizadas y escuchadas, para asi poder recaudar fondos para organizaciones de la comunidad LGBT, que realicen trabajo en países donde ser LGBT es ilegal.

Los espectadores al sentirse conmovidos con las imágenes pueden ayudar siendo tolerantes, y así las personas violentadas pueden llegar a ya no ser silenciadas.

Con información de NatGeo

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*