El Ejecutivo de Veracruz se lava las manos en el crimen de la alcaldesa

Cd Mex-.

El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, dijo que su gobierno no atendió los llamados de auxilio de la alcaldesa de Jamapa, Florisel Ríos Delfín, asesinada el miércoles, porque ella se negó a solventar las irregularidades de la policía municipal y por las órdenes de aprehensión que existían en contra de su esposo, el presidente del sistema municipal para el Desarrollo Integral de la Familia, así como de otros colaboradores.

En rueda de prensa, el mandatario morenista confirmó que, durante una gira de trabajo por Ignacio de la Llave, la edil se acercó al secretario de Gobierno, Éric Cisneros Burgos, para solicitarle ayuda, pero éste le echó en cara la situación jurídica de su esposo y de la policía local.

En medio de un proceso de investigación a la policía, ¿Cómo la íbamos a armar? Eso no podía ser. Devolverle las armas hubiera sido una irregularidad. Tampoco podíamos actuar en complicidad de quien tiene una orden de aprehensión, justificó Cuitláhuac García.

El gobernador señaló que la corporación tenía dos años con portación irregular de armas, cinco de nueve policías no pasaron exámenes de confiabilidad y eran sospechosos de omisión en el asesinato de dos personas.

Existieron varios homicidios en Jamapa, entre ellos el de dos personas cuyos cuerpos fueron arrojados en las inmediaciones del municipio de Manlio Fabio Altamirano, y la policía de Jamapa pudiera estar involucrada, sostuvo.

Recordó que existe un video del comandante de la corporación, Miguel de Jesús Castillo, asesinado en junio, en el cual confiesa (bajo tortura) haber participado en varios crímenes.

Añadió que durante el gobierno de Miguel Ángel Yunes (2016-2018) la alcaldesa propició que la delegación de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en Jamapa se moviera a Soledad de Doblado porque no quiso pagar la renta del inmueble donde estaba la policía estatal.

Con estos elementos, agregó, su gobierno decidió desarmar a la policía municipal luego de observar diversas irregularidades. Nosotros queremos dar el contexto en que esto sucedió, porque se quiere señalar al secretario de Gobierno.

El mandatario estatal informó que tras la ejecución de Ríos Delfín se coordinaron la SSP, la Guardia Nacional y las secretarías de la Defensa Nacional y Armada de México para hallar el automóvil de la edil en una de las rutas de escape de quienes participaron en el homicidio.

Destacó que la Fiscalía General del Estado tiene tres líneas de investigación y al menos una de ellas se encuentra bien robustecida, por lo que “pronto habrá justicia.

En Veracruz se acabó la impunidad, y quien no lo quiera entender, con la cárcel lo entenderá, advirtió García Jiménez, quien reiteró su confianza en la fiscalía, pues hechos similares han sido resueltos con apego a derecho y hoy los responsables tienen sentencia.

La tarde de ayer los restos de Florisel Ríos Delfín fueron trasladados al palacio municipal, donde fueron despedidos por familiares, ex colaboradores y amigos. “¡Justicia, justicia!”, fue el clamor de quienes le dieron el último adiós. Elementos de la policía estatal y de la Guardia Nacional resguardaron a los acompañantes, entre ellos sus tres hijos.

Dirigentes y legisladores del Partido de la Revolución Democrática pidieron al gobierno federal que atraiga la investigación del caso. También demandaron que la Secretaría de Gobernación se involucre por considerar que desde el gobierno estatal se propicia la violencia política y se criminaliza a la disidencia.
fuente: Lajornada.com.mx

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*