Cuidado: estas extorsiones y fraudes “se ponen de moda” en vacaciones. Cuelga y denuncia.

Las vacaciones de verano están en puerta y con ellas aumentan los delitos cometidos por vía telefónica, como los secuestros virtuales, extorsiones y fraudes.

De acuerdo con Jorge Martínez Vázquez, asesor del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C4) de Veracruz, los delincuentes aprovechan que familiares de los ciudadanos hacen viajes al interior de la república o que paisanos llegan a México del extranjero para intentar sacar provecho.

El fraude del familiar en apuros
En entrevista radiofónica, Martínez Vázquez dijo que en algunos casos, sujetos llaman fingiendo ser un familiar que viene del extranjero y piden a sus víctimas una suma de dinero para poder llegar a su destino o salir de un apuro.

En estos casos, el asesor del C4 recomendó pedir más datos- como el nombre completo y parentesco- y preguntar con quién desean hablar. Al detectar que se trata de una llamada sospechosa, lo ideal es colgar y llamar al 911 para reportar el ilícito.

El premio fraudulento
Algunas denuncias reportan que alguien llama para decir que el titular del número se ha ganado un premio y piden datos bancarios para robar dinero de las cuentas.

Ante este tipo de fraudes, lo mejor es responder que no ha participado en ningún sorteo, colgar y denunciar.

Extorsión por presunto secuestro de un familiar
Algunos de los intentos de extorsión más violentos y traumatizantes para las víctimas es en la que el delincuente se hace pasar por un familiar que está secuestrado. Comúnmente la persona que recibe la llamada entra en pánico y accede a las peticiones de dinero.

También se han denunciado casos en que la persona que llama se hace pasar como miembro de algún cártel o banda delincuencial y pide dinero a cambio de no hacerle daño a la víctima.

En ambos casos, nuevamente, las autoridades exhortan a la ciudadanía a colgar y levantar un reporte ante las autoridades con el fin de rastrear los números telefónicos.

Secuestros virtuales
Los secuestros virtuales se consuman mediante una llamada telefónica. El delincuente logra que la persona al otro lado de la línea le proporcione datos de algún familiar y, mientras mantiene a su víctima incomunicada, pide un rescate.

En caso de recibir una llamada en la que te solicitan salir de tu casa bajo cualquier pretexto, cuelga y denuncia ante las autoridades.

En estados como Durango, Jalisco, San Luis Potosí, Oaxaca, Nayarit, Veracruz, Baja California, Quintana Roo, Baja California Sur, Michoacán, Tlaxcala y Sonora se han detectado delitos cometidos vía telefónica.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*