Alcalde de Cuauhtémoc finge discapacidad y así lo trataron sus empleados

Con la finalidad de comprobar el trato que reciben las personas en las oficinas de la presidencia municipal de Cuauhtémoc, Chihuahua, el alcalde Carlos Tena decidió disfrazarse como indigente y fingir que tenía discapacidad.

El experimento fue tras recibir muchas quejas de la ciudadanía.
En silla de ruedas, lentes oscuros, pans y una cobija, el edil fue a la Dirección de Desarrollo Social para solicitar una despensa; sin embargo, para su sorpresa fue tratado con indiferencia.

Destacó que recibió mala atención y ni agua le ofrecieron.
Ya estando en las oficinas, Carlos Tena pidió hablar con el alcalde o con el secretario del ayuntamiento, pero le negaron la solicitud.

Tras los hechos, el presidente municipal se enojó y se quitó el disfraz. Afirmó que le leyó la cartilla a su personal para que traten bien a la gente, de lo contrario las consecuencias serían diferentes.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*