“Sencillamente es que me amaneció nublado y el cielo gris, y el cielo gris siempre me pone el corazón sentimental”

“Sencillamente es que me amaneció nublado y el cielo gris, y el cielo gris siempre me pone el corazón sentimental”

Es frecuente que en temporada de frío sintamos que necesitamos dormir más, o que tengamos menos ganas de salir de fiesta. Al menos a mí se me antoja salir menos; prefiero quedarme calientita entre mis cobijas viendo Stranger Things.

La depresión tiene muchas caras. No es sólo sentir tristeza extrema, ni tener ganas de morir. La depresión también puede hacerte sentir muy irritable todo el tiempo, dormir más o tener insomnio, comer más o perder el apetito. ¿Has perdido el interés en alguna cosa o actividad que te gustaba mucho? Bueno, eso también es parte de la depresión.

Ahora, hay de depresiones a depresiones. A todos nos da un bajón cuando pasamos por una situación difícil, cuando muere alguien querido, cuando sufrimos una pérdida o atravesamos una crisis. Pero esto, al igual que todo lo demás, pasa. Tiene fecha de caducidad. Y existe una depresión mucho más complicada, aquella que tiene causa biológica y tiene que ver con algo que sucede dentro de nuestro cuerpo. Puede estar relacionado con la edad, la herencia genética, el género, los trastornos del sueño o incluso algunos fármacos.

Del 1 al 10% de la población manifiesta algo denominado Trastorno Afectivo Estacional: episodios depresivos recurrentes en una época determinada del año, que desaparecen cuando pasa la estación. Es decir, al entrar el otoño, y conforme se acerca el invierno, recibimos menor cantidad de sol. Esto altera la liberación de melatonina en nuestro cuerpo, y así se altera un poco (o mucho) nuestro comportamiento y humor. Disminuye también la secreción de neurotransmisores, principalmente de serotonina.

La serotonina nos brinda felicidad. Se la conoce como ‘la hormona del placer’ o la ‘hormona del humor’. Funciona como un modulador del funcionamiento de otros neurotransmisores, como son la noradrenalina o la dopamina (relacionados con problemas como la ansiedad, el miedo o la agresividad).

Además: inhibe la agresión y la ira, modula el apetito (saciedad) y el sueño, regula la temperatura corporal, regula el estado de ánimo, influye en la respuesta sexual, inhibe el vómito, participa en el control de la actividad motora, cognitiva y perceptiva, regula la secreción de hormonas (por ejemplo la del crecimiento).

¿Y qué crees? La deficiencia de serotonina se relaciona directamente con la depresión. ¡Pero no te asustes! Todo tiene solución, menos la muerte. ¿Qué puedes hacer para aumentar tus niveles de serotonina cuando el clima se vuelve otoñal y frío? Obvio, la psicoterapia siempre funciona. En casos extremos el medicamento que te recete un buen psiquiatra puede sacarte de esta depre pasajera. Y diariamente, mantener hábitos saludables puede hacerte sentir mayor bienestar.

El ejercicio físico, meditar un tiempito al día, relajarte, una buena alimentación, tratar de mantener pensamientos y actitud positiva (recuerda, ¡todo pasa!), dormir adecuadamente, descansar (no es lo mismo que dormir, ¡eh!), hacer cosas que te hagan sentir mejor (ver tu serie favorita, pasar tiempo con personas queridas, dibujar, andar en bici, ¡sólo tú sabes qué te emociona!), y tratar de tomar el sol.

Si bien en otoño-invierno, como ya lo mencionamos, la cantidad de sol es menor a primavera y verano, puedes salir un rato a caminar y beneficiarte con los rayitos de sol que haya durante el día. El sol permite que exista la vida y además te hace sentir bien.

Si durante estas estaciones, o en cualquier temporada, sientes que te falta entusiasmo por la vida, has sufrido cambios en el sueño o en la alimentación, padeces ansiedad, tienes temores irracionales, has perdido la esperanza, te notas más irritable, o tienes pensamientos suicidas, no dudes en buscar ayuda. No estás solo, y no tienes por qué padecer en silencio.

Cecilia García
Psicoterapeuta & Tanatóloga
614.1525908

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*